Estará ubicado en el cementerio Parque Jardín del Recuerdo.


En San Luis, al hablar de fallecimientos se advierten dos escenarios: los cementerios están colapsados y, en tiempos de pandemia, los cuerpos de las personas que mueren por COVID-19 deben ser cremados. Si bien la provincia mantiene el estatus sanitario y no hay víctimas fatales de coronavirus, es una posibilidad. La dificultad es que no hay crematorios y los más próximos se encuentran en Río Cuarto y Mendoza, lo cual encarece los gastos para los deudos. Ahora, el Municipio aprobó el estudio de impacto ambiental de la obra de un crematorio en el cementerio parque Jardín del Recuerdo, de la Previsora San Luis, ubicado en la ruta nacional 146. Estará operativo antes de fin de año.

“El cementerio presentó a principios de año el estudio de impacto ambiental para incorporar el crematorio, pero impulsa la iniciativa desde hace alrededor de diez años. Lo evaluamos y el 22 de abril se publicó la consulta pública para que por diez días los vecinos pudieran venir a ver el expediente, ya que surgen inquietudes sobre el humo que va a emanar, si será perjudicial para la salud, entre otras dudas”, informó la subsecretaria de Control Ambiental de la Municipalidad, Eliana Giorda. La aprobación se concretó el mes pasado.

.

El equipamiento, fabricado por la empresa Incol, es un crematorio “hyper jet pak” de alto rendimiento. Consiste en un artefacto de combustión de accionamiento automático que, por sus características tecnológicas, emite una menor cantidad de gases, de hecho, la emisión es de vapor. Cuenta con un tiempo promedio de cremación de 45 a 55 minutos. La obra tiene un 70% de avance.

Según refirió Giorda, el Municipio solicitó un estudio de base ambiental en la medición de la atmósfera. Apenas empiecen a operar las instalaciones, analizarán los gases y cada cuatro meses volverán a estudiar la combustión. La Municipalidad será el ente controlador del funcionamiento del crematorio. Al primer informe de la operatividad lo hará una empresa privada y luego serán desarrollados por la Universidad Tecnológica de Córdoba, según afirman en la compañía.




Comentarios