Este lunes se cumplen 14 días del paro que llevan adelante los trabajadores de Transpuntano. El intendente en estas dos semanas habló una vez en un medio sobre la crisis para pedir disculpas a los vecinos y no volvió a dar señales a los vecinos.

La Unión de Tranviarios Automotor (UTA) en el servicio de Transpuntano sostuvo que la medida de fuerza continuará hasta que los 334 choferes perciban sus sueldos y el aguinaldo.

Cuando comenzó la "retención laboral", la gestión municipal de Sergio Tamayo dio a conocer que no había recursos para hacer frente a la deuda salarial, la cual que ascendía a $25 millones. Como soluciones tuvieron en cuenta la llegada de los subsidios nacionales y un aumento en el boleto.

Con el correr de los días, se concretaron audiencias entre el gremio y autoridades de la empresa en el programa Relaciones Laborales. En ninguna hubo propuestas concretas para hacer frente al pago de los trabajadores.

La última reunión fue el viernes, y desde Transpuntano volvieron a transmitir que la situación económica impide cumplir con sus obligaciones y pasaron a un nuevo cuarto intermedio.