Se debe a la implementación del protocolo de carga y descarga que exige el gobierno de San Luis.


Se le terminó la paciencia a los choferes, decenas de camioneros protestaron en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes y frenaron la circulación.

Desde hace semanas los transportistas vienen exponiendo las dificultades con las que se encuentran en San Luis para hacer la carga y descarga de productos.

El gremio cuestiona las malas condiciones de estadía y maltratos. “No estamos de acuerdo con la medida. Nos sentimos discriminados, bajo llave, no nos dejan ir al baño, es muy preocupante” sostuvo José Farias, secretario adjunto del Sindicato de Camioneros.

La norma exige que los conductores que ingresen al territorio puntano deben asistir a puntos específicos de descarga: el autódromo Rosendo Hernández, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), la términal de ómnibus de Buena Esperanza y el Aeropuerto Internacional Valle del Conlara.

Allí tienen que permanecer por 24 hs, y en caso de que se queden en la provincia, tienen que someterse a una cuarentena de 14 días en el lugar que decidan las autoridades provinciales.




Comentarios