Franco Chávez fue imputado por intento de homicidio. Diego Chávez sigue internado con la bala incrustada en el maxilar.


Franco Chávez (18) fue procesado por intento de homicidio y trasladado a la penitenciaría de San Luis.

En tanto Diego Chávez (30) permanece internado en el policlínico Juan Domingo Perón luego de recibir un disparo en la cara por parte de su primo.

Según fuentes policiales, los testigos que declararon no salieron en defensa del agresor pese a que todos eran parientes.

El incidente ocurrió durante una reunión familiar el sábado en una vivienda en Güemes 215, en el barrio San Antonio de Villa Mercedes.

Aparentemente a Diego no le gusta el estilo de vida que lleva Franco y lo que comenzó con una discusión terminó en una riña. Los parientes, tíos y primos, debieron intervenir para separarlos y cuando pensaron que ya todo había quedado en el olvido, Franco Chávez salió y un minuto después regresó con un revolver calibre 22 y le disparó a Diego en la cara sin pestañar.

La bala “le ingresó por la boca y quedó alojada en el maxilar derecho”, comentó el subcomisario Ricardo Fernández, subjefe de la Comisaría 8.

Chávez continúa internado en la policlínica y por estas horas evalúan someterlo a una intervención quirúrgica para extraerle el proyectil.

El joven Chávez fue detenido esa misma noche y en la jornada del martes le dictaron la prisión preventiva.




Comentarios