Desde el Gobierno puntano asguraron que los límites seguirán ferreamente custodiados y el acceso es restringido.


Desde el Gobierno de San Luis confirmaron que durante la cuarta fase de la cuarentena la provincia se mantendrá cerrada, con sus límites custodiados y acceso restringido.

La jefa de Gabinete de Ministro, Natalia Zavala Chacur, detalló que de los puestos limítrofes que tiene la provincia, solo 8 de ellos se mantendrán habilitados: Casimiro Gómez con La Pampa; Bajada Nueva y Desaguadero con Mendoza; La Tranca con San Juan; Baldecito con La Rioja; Santa Rosa, La Punilla y Justo Daract con Córdoba.

En cuanto al transporte de cargas podrá ingresar al territorio puntano con la documentación habilitante y una declaración jurada que permita hacer un seguimiento del mismo.

Las cargas y descargas se podrán hacer en cuatro zonas para hacer la transferencia de la carga (no puede circular dentro de las ciudades para repartir mercadería): la Terminal del ómnibus de Buena Esperanza, el Autódromo “Rosendo Hernández” en San Luis, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes y en el Aeropuerto Internacional Valle del Conlara, en Santa Rosa.

Además establecieron un protocolo especial para los conductores de camiones residentes en San Luis: el que viene de otras provincias hará la cuarentena en su domicilio junto con su grupo familiar por 14 días o permanecerá aislado en cualquiera de los cuatro puntos de descarga si tiene que salir nuevamente de la provincia.

También, podrán ingresar a la provincia los vehículos en tránsito y en las actividades habilitadas por el Gobierno nacional y lo harán encapsulados con escolta policial desde el punto de ingreso y hasta su egreso, que incluye la ruta 7, la 188 y se agregó la 55 norte y sur.

Para los que ingresen a la provincia, para quedarse en ella, deberán tener el permiso nacional y el provincial, que deben funcionar de manera conjunta. Luego va a cuarentena por 14 días en los lugares designados por el Gobierno provincial.




Comentarios