Ocurrió en Merlo. Los niños estuvieron casi una hora encerrados en el auto hasta que los encontró la policía.


Una pareja fue encontrada paseando en Merlo y los procesaron por infringir la cuarentena. Pero la mayor sorpresa no es que hayan estado recorriendo las calles de la Villa en San Luis y no pudieron ofrecer una respuesta que justificara ese accionar, sino que al revisar el Renault Logan encontraron ocultos en el baúl a los hijos de 10 y 11 años.

El lunes por la madrugada la policía detuvo en la Villa de Merlo un vehículo en el que circulaba una pareja y al consultarles el motivo por el que habían salido de casa a esa hora, el hombre y la mujer no pudieron ponerse de acuerdo para dar una versión consensuada que sirviera de justificativo para romper el aislamiento obligatorio.

Además la finalización de los DNI no coincidía con el día en que les correspondía el permiso, según la norma que rige en toda la provincia.

Los efectivos condujeron a la pareja hasta el hospital para constatar que estuvieran saludables y sin síntomas de coronavirus y luego fueron directo a la comisaría 42 donde les iniciaron una causa judicial por violar la cuarentena.

Esa fue la primera parte del proceso. Mientras el hombre y la mujer estaban en la sede policial, los efectivos procedieron a requisar el Renault Logan y no podían creer lo que encontraron. En el baúl estaban acurrucados debajo de una alfombra dos niños. Eran los hijos de 10 y 11 años.

Estiman que estuvieron en el baúl de 40 y 60 minutos, desde que el vehículo pasó por el control hasta que los encontraron.

Una vez que los sacaron del automóvil, los llevaron al hospital para que los asistieran. Salvo los evidentes signos de los cuerpos entumecidos por el tiempo en que estuvieron en el baúl, no presentaban otras lesiones.

Los padres de los menores fueron imputados y luego de un par de horas en la comisaria recuperaron la libertad.




Comentarios