Como la sentencia quedó en suspenso, Hernán Emiliano Muñoz seguirá en Libertad.


Con un juicio abreviado, el conductor ebrio que embistió a Daniel Miranda el 30 de mayo del 2019 fue condenado.

Si bien Hernán Emiliano Muñoz primero escapó del lugar y hasta le mintió a la policía alegando que le habían robado el auto, finalmente se hizo cargo del accidente y se declaró culpable.

Muñoz fue condenado a dos años de prisión en suspenso, por lo que seguirá en libertad, y también dos años de inhabilitación para manejar.

El fallo dictado por la jueza de Sentencia en lo Penal, Correccional y Contravencional, Laura Molino, se conoció este viernes en la sala de debates orales de la Cámara del Crimen 2 de San Luis.

El accidente y las mentiras

Aquel 30 de mayo del año pasado Muñoz conducía ebrio y embistió de lleno a Daniel Miranda. Después chocó a un Peugeot 307 y un Chevrolet Corsa que estaban estacionados.

Lejos de ir a socorrer a Miranda que estaba tirado y muy mal herido a varios metros del sitio del accidente, escapó a pie con uno de sus amigos y fue a la Comisaría 1, a denunciar el falso robo del auto.




Comentarios