Andrea tiene 13 años y es sorda de nacimiento. Tenía un implante pero dispositivo que tenía dejó de funcionar. La ayuda oficial no aparece.


La madre de una jovencita de 13 años inició de manera desesperada una campaña para reunir los 12.500 dólares que cuesta un implante coclear para que su hija recupere la audición.

Andrea Acosta es sorda de nacimiento, pero a los 2 años recibió un implante que le permitió escuchar y tener una vida normal.

Ese aparato tan costoso, que entonces lo consiguió a través de la obra social, hoy dejo de funcionar y necesitan reponerlo.

Romina Chavero, la mamá de Andrea comenzó una campaña por las redes sociales para reunir la abultada suma de dinero.

Sin cobertura social tras el fallecimiento de su marido, Chavero se cansó de recorrer oficinas gubernamentales pidiendo ayuda y recibir un no como respuesta y se lanzó a pedir auxilio por las redes.

“La nena necesita el aparato de manera urgente. En la actualidad está totalmente aislada y en pocas semanas comienza nuevamente el colegio y no podrá hacerlo”, dijo la mujer en diálogo con El Chorrillero.

“Simplemente queremos una solución. Pido algo necesario para salud de mi hija. No sé qué hacer, no sé dónde ir, estoy desesperada”, agregó.

En su cuenta de Facebook, Romina posteó “12.500 DÓLARES. Una suma que es prácticamente imposible juntar para una madre sola con 3 hijos. Les agradecería mucho su ayuda, les dejo acá el número de cuenta para que colaboren con lo que quieran y puedan. Muchas gracias“.


En esta nota:

Salud audición


Comentarios