La situación se agrava porque los choferes no cobran sus salarios. Sergio Tamayo dijo que Ponce dejó las arcas de la municipalidad vacías y no hay ni para combustible.


Por séptimo día consecutivo, Transpuntano no saca los colectivos a la calle y los usuarios de la Ciudad de San Luis se ven perjudicados. La manifestación es porque los choferes no cobraron sus salarios.

El peronista Sergio Tamayo asumió el martes la intendencia de Ciudad de San Luis en medio del conflicto de transporte que mantiene el distrito sin servicio urbano desde hacía cinco días en ese momento

Son 330 los trabajadores que están de paro en reclamo del pago de su salario del mes de noviembre, sobre el que sólo recibieron el 33 por ciento del pago.

Todo sigue igual y esto parece que va para rato; el paro se mantiene. Se está trabajando desde la Municipalidad pero es complicado, las deudas son millonarias, las unidades no están en condiciones de salir a la calle”, dijo el secretario gremial de la UTA, Lucio Orozco en declaraciones a El Chorrillero.

En cuanto asumió, Tamayo recibió a la Unión Tranviaria Automotores (UTA) pero en declaraciones a periodistas, el flamante intendente confesó que su antecesor, Enrique Ponce, solo había dejado $2500 en las arcas municipales “lo que no alcanza ni para combustible“, dijo.

Orozco manifestó en declaraciones a la prensa que la actitud de la gestión anterior “es malintencionada” ya que demoraron el pago sabiendo que se venía el cambio de gestión. Es que la Municipalidad ya contaba con el fondo compensatorio que envían desde nación, pero la institución no realizó el depósito.

El gremialista apuntó directamente a la anterior gestión y los acusó de haber hecho una “mala gestión con la que fundieron la empresa“.




Comentarios