Brisa Sánchez asegura que fue en defensa personal y del bebé que llevaba en su vientre. Enfrenta un pedido a prisión perpetua.


El martes por la mañana decenas de amigos, familiares e integrantes de la colectiva feminista marcharon por las calles de la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes para pedir por la absolución de de Brisa Sánchez. La joven está siendo juzgada por la Cámara Penal 2 de Villa Mercedes por el homicidio de su novio, Brian Abel Coria, que murió apuñalado el 12 de noviembre de 2016 tras una discusión en la que ella asegura que fue en defensa personal.

Pidieron por la absolución de Brisa Sanchez en Villa Mercedes.

Sánchez, al momento del crimen estaba embarazada de la víctima, y así como siempre ella sostuvo que el joven la maltrataba, los testigos también lo hicieron. Es por eso que la acusada del crimen admitió haberle asestado dos cuchillazos para defender a su hermana y a la criatura que llevaba en su vientre. Sin embargo, descreyendo esa versión, el fiscal Ernesto Lutens pidió en sus alegatos que la condenen a prisión perpetua por el delito de homicidio calificado. El veredicto se conocerá el próximo jueves.

Según informó El Diario de la República todos se reunieron en la plaza San Martín y marcharon por avenida Mitre al sur hasta llegar a la puerta del Poder Judicial con pancartas y carteles que exigían la absolución de la Brisa Sanchez.

Brisa aseguró que lo único que hizo fue defenderse. foto: El Diario de la República.

Una vez que llegaron a las puertas de Tribunales leyeron a viva voz las palabras de la imputada durante la última audiencia del juicio, en la que pidió perdón a la familia de Coria: “Yo no lo quise matar. Yo quería un padre para mi hijo. Lo único que hice fue defenderme. No lo quise matar… Pido perdón a la familia de Brian”.




Comentarios