Luego de que se conociera la decisión del Gobierno de San Juan del regreso a la presencialidad cuidada en las escuelas sanjuaninas desde la semana próxima y de que los padres puedan decidir si mandar o no a sus hijos a clases, desde los principales gremios docentes emitieron un comunicado. El mismo fue firmado por UDAP, UDA y AMET y allí los sindicatos sentaron su posición al respecto.

//Mirá también: San Juan: vuelven los chicos a las escuelas, pero la presencialidad será voluntaria

Para los gremios en cuestión, “la prestación docente a impartir bajo la modalidad presencial y virtual optada por los padres; deberá respetar las jornadas de trabajo y cargas horarias que le corresponden a su régimen salarial vigente. Para ello, garantizando- sin excepción- el derecho a la desconexión, el Ministerio de Educación deberá asegurar todos los medios e instrumentos para que la prestación docente virtual, se brinde en el mismo lugar (el aula), días y horas de trabajo, en que desplegaba y desplegará la prestación presencial”.

Además, destaca que “los padres que opten por el formato virtual son responsables que sus hijos recepcionen las enseñanzas impartidas, en sus hogares o donde ellos dispongan, pero sólo en los días y horarios en que las recibían antes en las aulas, de modo de no modificar los tiempos laborales de los docentes”. Entre otras cosas, destaca que “las autoridades escolares, directivos, supervisores, directores de área son los garantes del irrestricto respeto al tiempo libre de los docentes; máxime en este tiempo de pandemia, en que éstos padecen como seres humanos, padres, hijos, hermanos, los mismos temores, prevenciones y necesidades que sus alumnos y los padres de éstos”.

//Mirá también: Convocan a los docentes sanjuaninos para que reciban la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19

Finalmente, los gremios indicaron que “se declara plenamente justificada la negativa de todo docente a realizar labores propias de sus cargos o distintas que excedan las normales en tiempo lugar y prestaciones” y que “el docente debe estar con plena salud y haber completado su vacunación contra el COVID-19 y que en el establecimiento educativo se respeten todos los protocolos establecidos y a establecer por la cartera sanitaria”.