Un hecho insólito y llamativo ocurrió el último lunes pasado el mediodía en el microcentro sanjuanino. Lo que sucedió fue que un joven malabarista quedó detenido y, tras ser esposado, se arrojó al suelo y comenzó a cantar una famosa canción de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota mientras las cámaras lo filmaban y los oficiales lo trasladaban hasta el patrullero. Todo esto ante la mirada atónita de los espectadores que no se imaginaban presenciar algo así.

//Mirá también: Una sanjuanina agredió con patadas a su hija de 15 años al intentar hacer que abortara

Aún no trasciende la identidad ni la edad del detenido, y el mismo afirmó que la policía le había robado los elementos que él utiliza para hacer su trabajo de malabarista en los semáforos. Una vez que fue esposado, comenzó a decir cosas insólitas sobre las mujeres, su vida y su familia.

Todo esto ocurrió en una guardería de autos ubicada en calle Santa Fe entre calles Mendoza y General Acha. Algunos espectadores que pasaban por ahí aprovecharon para filmar lo que sucedía, ya que era muy llamativo.

//Mirá también: Tragedia en San Juan: dos muertos y siete heridos por un choque en la Ruta 40

Finalmente, el hombre que fue detenido se dirigió esposado hasta el patrullero cantando un tema de “Los Redondos” y también le envió un saludo a su novia. Se desconoce aún si el sujeto continúa detenido y los policías alegaron que el motivo de su aprehensión fue “disturbios en la vía pública”.