Una pequeña de 4 años está internada en grave estado después de ser brutalmente atacada por un perro de raza dogo. La menor, Giuliana Echegaray, tiene heridas severas en varias partes de su cuerpo. Tras el hecho, el animal fue sacrificado por el abuelo de la víctima.

Lo que se sabe del hecho es que ocurrió en la siesta del miércoles en una finca situada en Calle 13 y callejón Longlois, en el departamento Pocito. Allí vive justamente el abuelo de la niña, quien tiempo atrás decidió comprar un perro para que cuidara la propiedad.

Aparentemente Giuliana se acercó al dogo para jugar y éste reaccionó de manera sorpresiva, mordiendo su rostro, cuero cabelludo, ambos brazos y hasta el pecho. La familia llevó de inmediato a la pequeña al sector de pediatría del Hospital Guillermo Rawson, donde en la noche del miércoles fue operada de urgencia.

De acuerdo a la publicación de Tiempo de San Juan, la menor se encuentra en grave estado y por estas horas pelea por su vida en la Terapia Intensiva. “Está delicada. Tiene muchas heridas, muy profundas”, manifestaron desde el nosocomio público.