El trágico accidente de tránsito en Los Berros del pasado sábado que se cobró la vida de Melody Yazmín Vera Vargas de 2 años continúa conmocionando a los sanjuaninos. El auto en el que viajaba la pequeña iba conducido por su padre y también viajaban en él su madre y sus dos hermanos mayores, todos ellos sobrevivieron.

En los medios de comunicación y en las redes circularon distintas versiones sobre el hecho pero finalmente los familiares de la víctima fatal hablaron públicamente sobre el hecho con Diario de Cuyo. Según publicó el medio sanjuanino, defendieron al padre de la nena, quien conducía el vehículo, dieron su versión sobre la botella de vino encontrada en la escena y contaron cómo es la situación de la mamá.

El accidente ocurrió pasadas las 19 del sábado cuando la familia transitaba en un Ford Escort conducido por Matías Nicolás Vera, de 24 años. En el asiento del acompañante iba su pareja, Leonela Vargas, de 28 años, y atrás sus tres hijos: una nena de 7, un nene de 4 y Melody, de 2. Según relataron, antes del choque los chicos iban peleándose, típica disputa entre hermanos. Por este motivo, Leonela tomó a Melody y la colocó adelante junto a ella, en sus brazos. Luego del choque, la pequeña fue rescatada con vida pero terminó falleciendo posteriormente, cuando fue llevada al centro de salud de Los Berros.

El hermano de Leonela y su pareja, Viviana, hablaron con Diario de Cuyo y defendieron al conductor: “Hay muchos comentarios dando vuelta. Mi hermana y nosotros no queremos que vaya preso, como andan diciendo que lo pueden detener. Ha sido un accidente. Con el cargo de conciencia que tiene ya listo... ella era su bebé, su regalona”, sostuvo Juan, a lo que Viviana agregó: “El dolor que él siente es su peor condena”.

Sobre la botella de vino encontrada en el lugar de la tragedia, aseguraron que “la botella estaba ahí desde antes, se la habían tomado hacía mucho. No estoy diciendo que no ha tomado, a eso no lo sé”. Además, contaron que Vera maneja camiones para un transporte de Los Berros y tiene carnet profesional. Ese fatídico día habían ido a una exhibición de autos y se accidentaron cuando regresaban a casa.

Sobre los motivos por los cuáles perdió el control del vehículo, Viviana indicó: “Ella (Leonela) me dijo que no sabe si el Matías iba rápido, pero que piensa que no porque lo hubiese retado”. Por su lado, Juan explicó que pudo haber incidido el mal estado de ese tramo de la ruta: “Donde ha sido el accidente hay una pasada del río. Y cuando vuelve a empezar el asfalto está lleno de arenilla y piedras”.

Por otro lado, a pesar de las lesiones sufridas por el accidente, Leonela pidió poder estar en el entierro de su hija y pudo presenciar el último adiós en el cementerio del pueblo. Sobre su estado de salud, Viviana contó que “tiene moretones en todo el cuerpo. Suponemos que no está grave, recién ahora que volvió le hicieron los estudios. No puede comer, no puede abrir la boca porque le quedó mal la mandíbula, no sabemos si la tiene quebrada”.

Además, agregó que todavía está en estado de shock: “Se pierde. Ella no recuerda quién le ha dicho ni cómo le han dicho que su hija murió. Ella hasta el día de hoy no sabe que antes ya ha estado acá (en el hospital), no sabe que ha estado con los hijos, no sabe con quién ha venido”. En ese sentido, Juan concluyó: “Leonela decía que quería irse al entierro, pero ahora no se acuerda de todo eso que ha hecho. Yo supongo que lo ha hecho por instinto de madre, que se ha ido por eso. Mi hermana dice que ha visto a la niña (Melody) después de que ha fallecido pero eso no es así. Ahora la vio un neurólogo, no sabemos qué tiene”.