Yolanda Estrella Domínguez se llama la mujer que vivió una noche de terror cuando dos delincuentes ingresaron a su humilde casa, un depósito de una finca que le prestan desde hace un año. Los ladrones no tuvieron piedad y mostraron toda su crueldad robando lo poco que tenía y golpeándola hasta fracturarle una pierna. El hecho ocurrió en la localidad sanjuanina de Santa Lucía.

Un día después del robo la víctima recibió a Diario de Cuyo y contó cómo sucedió el terrible episodio. Todavía alterada y nerviosa, la mujer explicó que estaba acostada cuando sintió que la tomaron del cuello. Los ladrones empezaron a revisar todo hasta encontrar 2 mil pesos, dos pares de zapatillas, ropa y algo de mercadería como yerba, arroz, aceite y sal. Ese fue el botín con el que escaparon de la vivienda ubicada en calle Balcarce y Cordillera de Los Andes.

Pero antes de escapar, la agarraron a patadas hasta fracturarle la pierna izquierda. “Yo no quise hacerles nada, pero igual me pegaron”, señaló Yolanda, mientras señalaba la herida. También la golpearon en el cuello y en el brazo izquierdo, donde tiene hematomas. Además del daño mental, ya que minutos después la víctima, quien padece retraso mental y epilepsia, sufrió un ataque de convulsiones y tuvo que ser asistida de inmediato en el Hospital Rawson.

Su pareja, Enrique Rodríguez, apuntó en el diario local que no entendía cómo pudieron atacarlos si “de perilla tenemos para comer”. “Nos han llevado la única plata que teníamos y la mercadería, eso me indigna”, se lamentó. Además contó que los sujetos tiraron al piso un viejo televisor y lo rompieron, enojados por encontrar apenas 2 mil pesos. “Malditos, para hacernos daño nada más”, expuso el obrero.