Continúan las sorprendentes revelaciones en el caso del matrimonio de policías presos por presunto desvío de fondo de la Policía de San Juan. El pasado viernes, cuando la Policía allanó la casa de los Vanetti, se encontró con múltiples indicios de la ostentosa vida que llevaban antes de ser descubiertos. El oficial principal Oscar Vanetti y su esposa, subcomisario Ivana Olivares, están implicados en la escandalosa causa sospechados de desviar dinero de las Fuerzas de Seguridad provinciales a la cuenta del Tesorero de la institución.

En el allanamiento encontraron un jacuzzi, cuatro habitaciones y varios televisores plasma de 50 pulgadas. Esto llamó la atención de los investigadores que, al asegurar que son artículos de la propiedad del matrimonio, desconfían de cómo podrían justificarlo con el sueldo real de la pareja.

La investigación comenzó cuando el contador de la Policía detectó una transferencia irregular de $280 mil pesos. Allí comenzó el escándalo que también salpicó a Carolina Tejada Montaño, secretaria de Oscar Vanetti ya que el dinero habría ido a parar a su cuenta.

La casa del matrimonio protagonista del escándalo está en un barrio de Santa Lucía que desentona con el resto. Si bien los vecinos se sorprendieron con lo ocurrido, siempre tuvieron cierta sospecha debido a la ostentosa casa que se habían construido. Según publicó Tiempo de San Juan, al entorno de los Vanetti siempre les llamó la atención la velocidad con la que levantaron la vivienda que en su interior estaba repleta de lujos. Además, en el primer piso hay cuatro habitaciones y la planta alta tiene una superficie de 60 metros cuadrados.

Por otro lado, contaron que la familia no se relacionaba mucho con los vecinos. Casi no hablaban con nadie ni salían mucho de la vivienda, incluso pocos los conocen. Además, hace un mes que el oficial manejaba una camioneta Amarok roja. En cuatro horas, los pesquisas recopilaron todos los costosos objetos que la familia tenía en su poder. Por otro lado, hallaron que los Vanetti serían propietarios de una finca en Pocito con quincho y pileta.