Una luz de esperanza, en medio de tanto dolor. Zamira, la beba cuya madre falleció de coronavirus en la provincia de San Juan, se recupera favorablemente. Según contó su abuela Mariela, quien la visita diariamente tras la muerte de su mamá, quien no llegó a conocerla, la menor está en sala común y sin oxígeno. Además, los médicos le confirmaron que no tiene coronavirus.

//Mirá también: Una embarazada de 24 años murió por coronavirus luego de dar a luz prematuramente

“No está enferma. Le hicieron los exámenes y le dio negativo. Su estado de salud sigue siendo reservado y seguimos rezando por ella, porque todavía falta mucho para que reciba el alta y de momento los médicos nos informaron solo que está estable”, comentó la mujer al diario Tiempo de San Juan.

La beba nació el 16 de mayo con 26 semanas de gestación y se espera que la recuperación sea un poco lenta, pese a los esfuerzos del personal del Área de Neonatología del Hospital Guillermo Rawson, donde está internada desde hace dos semanas. Su abuela contó que están necesitando pañales para prematuros y pidió colaboración. “Son caros y de momento no podemos pagar”, agregó la mujer, quien se recuperó del coronavirus y es quien visita a la niña.

//Mirá también: Es médico, está con licencia por Covid-19 y apareció en la marcha anticuarentena

La mamá de Zamira, quien se sometió a una cesárea de urgencia y padecía diabetes, murió a las pocas horas de su nacimiento y no la pudo conocer. Karen contó que su hija se encontraba internada porque era diabética desde los 8 años y necesitaba ser monitoreada antes de dar a luz. Sin embargo, contrajo el virus -no saben cómo ni dónde- y su estado se complicó. Cuando le realizaron la cesárea ya tenía la presión alta y murió a las pocas horas.