Un confuso episodio ocurrió durante el fin de semana en San Juan cuando el cuerpo sin vida de Nilda Esther Rojas fue ingresado por error a la morgue Covid. Según contó la familia de la mujer que falleció a sus 63 años de edad, no podían creer lo sucedido, que además les generó una gran indignación ya que por ese motivo no podían entregarles el cuerpo a sus familiares.

//Mirá también: Para frenar los contagios de coronavirus, buscan extender el receso invernal en las escuelas

Según publicó Diario de Cuyo, medio que dialogó con la sobrina de Nilda, Yésica Di Carlo, fue en la noche del sábado cuando su tía, que estaba armando empanadas, se descompensó y posteriormente falleció. Según contó, sintió un fuerte dolor de cabeza que la tumbó al suelo, haciendo que perdiera el conocimiento. Posteriormente fue trasladada al Servicio de Urgencias del Hospital Dr. Guillermo Rawson.

Luego de varias horas, en la madrugada del domingo, Nilda perdió la vida por las consecuencias de una ACV. La mujer vivía en el Barrio Bella Vista, de Pocito. Su familia fue notificada de lo sucedido por lo que su hijo comenzó a hacer los trámites para poder velarla. Sin embargo, cuando regresó al nosocomio para llevarse el cuerpo, se enteró que la habían colocado en la morgue Covid por error.

//Mirá también: Una por una, todas las medidas restrictivas decretadas en San Juan hasta el viernes

Eso es lo que causó bronca e indignación a su familia, que luego de perder a un ser querido tuvieron que atravesar esa otra situación. Según destacó la sobrina de la difunta, no pudieron “despedirla como se lo merecía”. Otro familiar aseguró que no tenían ganas de denunciar ni llevar la situación a mayores por la aflicción que sentían en ese momento, pero que “esto no puede suceder y dejarlo pasar como si fuese normal”, remarcó. Así y todo, los encargados del área le explicaron a la familia que no iban a poder entregarles el cuerpo para que pueda ser velada debidamente, por lo que será sepultada directamente este lunes.