La vicerrectora de la Universidad Nacional de San Juan, Mónica Coca, se encuentra internada en el área Crítica del Hospital Privado pasando horas complicadas. La dirigente política informó en sus redes sociales el pasado 29 de octubre que había dado positivo a Covid-19, posteriormente su estado se agravó y permanece internada desde principios de noviembre con una neumonía que le afectó seriamente los pulmones. Actualmente se encuentra entubada y con baja saturación de oxígeno, pero estable.

El director de Salud Universitaria, Duilio Gómez, le explicó a Diario de Cuyo: “Ella tiene gravemente enfermos los pulmones, saturan muy poco oxigeno. Entre 96 y 98 por ciento  es lo normal y ella con oxigeno y entubada saturaba muy bajo. Desde anoche está en niveles casi normales”.

Coca tiene una fibrosis pulmonar generada por una neumonía producto del Covid-19, lo que disminuyó el porcentaje de oxígeno en sangre. La buena noticia es que el corazón y los riñones están en buen estado. Lo que tiene más preocupados a todos, incluidos médicos y familia, es que desde hace casi un mes la vicerrectora está con asistencia respiratoria mecánica.

El cuadro de Coca empeoró el pasado domingo 29 de noviembre porque bajó a índices preocupantes el porcentaje de saturación de oxígeno. Pero poco a poco fue estabilizándose. En cuánto a su estado de salud actual, Gómez informó: “La sigue peleando. Su estado es crítico y reservado”.

La dirigente es una funcionaria de peso dentro de la estructura universitaria. La mujer ocupa por segundo período consecutivo el cargo de vicerrectora de la Universidad Nacional de San Juan. Además, se había lanzado como candidata en unas elecciones complicadas, atravesadas por el coronavirus. Coca es licenciada en Comunicación Social y es una de las candidatas más firmes a ocupar el sillón del actual rector, Oscar Nasisi.