En la localidad de Rawson, a pocos kilómetros de la capital de San Juan, un policía de 28 años fue hallado sin vida y con varios disparos en su cuerpo. La víctima fue identificada como Oscar Mura, quien cumplía funciones en la Comisaría 17. Los investigadores sospechan que se trató de un homicidio y el principal apuntado es su pareja, quien se encuentra detenido.

El hecho sucedió sobre la madrugada de este viernes, en el interior de un departamento que alquilaba en el barrio Sarmiento. Un hombre que vive en otro de los inmuebles presenció la trágica noche y es uno de los testigos claves que tiene el caso, según publicó el diario Tiempo de San Juan.

“Un vecino fue el que escuchó los disparos a las tres de la mañana y dio aviso al 911. Lamentablemente, cuando se hizo presente en el lugar personal policial el cuerpo ya estaba sin vida y el presunto victimario, de apellido Espejo, junto a él. Según el testigo, Espejo le confesó que fue él quién lo mató”, sostuvo el fiscal Adrián Riveros en rueda de prensa.

El hecho ocurrió en el interior del barrio Sarmiento.Tiempo de San Juan

“Se han podido recabar todas las pruebas y evidencias y todo indica que Espejo lo habría matado. Conforme a las pruebas que se han recolectado, Espejo mantendría un vínculo amoroso con la víctima”, agregó el funcionario.

Según Riveros, Mura habría recibido al menos tres disparos. Por ahora todo indica que las heridas habrían sido provocadas con su arma reglamentaria. “Tiene tres disparos en el abdomen y uno en la espalda, que sería un orificio de salida”, explicó.

La autopsia será clave para determinar cuántos disparos recibió. Mientras tanto ya hay un sospechoso por el presunto crimen, un joven que habría mantenido una relación con el policía y ahora se encuentra alojado en un calabozo. Cuando las fuerzas se hicieron presente, la pareja de Mura estaba en el lugar. Además hay más testigos y vecinos que lo señalan como responsable.