Un efectivo de la Policía circulaba en su auto con una adolescente cuando chocó a un patrullero y cuando intentaba escaparse casi vuelca. El hombre estaba uniformado y fue identificado como cabo primero Horacio Gastón Riveros, de 41 años.

//Mirá también: Echaron de la Policía a un oficial por falsificar un certificado para tomarse el día

El episodio ocurrió el último martes a la tarde y empezó cuando uniformados quisieron entrevistar a Riveros, quien iba con una menor en su auto y es resistió. Totalmente fuera de sí, el efectivo sospechoso se fugó a toda velocidad, chocando previamente a un patrullero, por lo que comenzaron a perseguirlo. Según publicó Tiempo de San Juan, la persecución empezó en Rawson y terminó en un camino rural de 9 de Julio, pasando también por la ruta 20 en Santa Lucía. Finalmente, Riveros casi volcó en su automóvil y fue detenido en compañía de una chica de 16 años.

Horacio Gastón Riveros cumple funciones en una unidad operativa situada en avenida República del Líbano, en Rawson. Según informaron, no habría habido abuso sexual en perjuicio de la menor, o al menos eso es lo que funcionarios judiciales entendieron. Fuentes del caso revelaron que la jovencita y el policía habrían dicho que están “saliendo” desde hace un tiempo, por lo que habría una relación consentida.

De cualquier manera, la causa pasó a manos de los fiscales del Sistema Especial de Flagrancia, quienes imputaron a Riveros por los presuntos delitos de daños agravados y atentado y también por resistencia a la autoridad. Es que, en su intento por huir, destrozó el frente de un móvil policial y luego emprendió la fuga.

//Mirá también: Detuvieron a una mujer policía por causar disturbios en estado de ebriedad a la salida de un bar

Todo empezó cuando en una recorrida de rutina, policías vieron en una calle adyacente al complejo UVT, en Rawson, a un sujeto con uniforme policial y a una menor adentro de un Peugeot 307. Cuando quisieron hablar con él, éste arrancó el coche y cuando le cerraron el paso, chocó a uno de los patrulleros y luego escapó. Finalmente y luego de la persecución y posterior detención, el cabo fue puesto a disposición del Sistema de Flagrancia.