En Argentina se transita la segunda ola de coronavirus que ya tiene sus picos de contagios más altos desde que inició la pandemia. En San Juan el panorama no difiere del nacional y las autoridades sanitarias investigan si hay en la provincia variaciones de la cepa original del Covid-19. Para descubrir esto, enviaron 15 nuevas muestras al Instituto Malbrán en Buenos Aires y así determinar el código genómico de las mismas.

Según publicó Diario Huarpe, desde Salud Pública explicaron que en dos semanas se sabrá a ciencia cierta si existe o no una variante distinta en la provincia, aunque esta información podría conocerse antes. Para Raúl Vallejo, jefe de Bioquímica, las muestras enviadas fueron de casos que se registraron en departamentos alejados, pero también de personas asintomáticas, con y sin comorbilidades, internados y pacientes jóvenes.

Según comentó el profesional, el único lugar en el que pueden detectar la variante es en el Instituto Malbrán y la sencuenciación demora entre 8 a 16 horas por cada muestra. Además, el equipo puede procesar de a cinco por día y ese es el motivo de la demora ya que hay muestras de todo el país.

En caso de que exista alguna variante, las autoridades sanitarias intensificarían algunas medidas para evitar su propagación, tales como rastrillajes, testeos y búsquedas de contagios pormenorizadas. Además, Vallejo insistió en que las muestras enviadas por San Juan en abril aún no están cargadas a la página oficial del SISA porque desde la provincia no cumplieron con los campos informativos y por eso se demoró la entrega de los resultados.

Sin embargo, para continuar con el control epidemiológico, enviarán cada cinco semanas 15 muestras para poder ver las posibles mutaciones. Sin embargo, podrán solicitar más en el caso de que aumenten las probabilidades. En Mendoza y en San Luis ya se registraron contagios con la nueva variante Manaos, mientras que en el país ya se detectaron variantes de Río de Janeiro, Manaos, California y Reino Unido.