A dos días de la muerte de César Bustos, el abuelo que fue brutalmente atacado por delincuentes el pasado 28 de junio, fuentes policiales confirmaron que se efectuó la detención de un sujeto que estaría vinculado al violento asalto en Rawson. Se trata de un conocido delincuente, identificado como Fernando Delgado, de 33 años.

//Mirá también: Sin piedad: ladrones dejan en grave estado a un anciano de 87 años tras robarle los ahorros

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, el sujeto fue detenido este jueves en el interior de Villa Hipódromo, departamento Rawson. La aprehensión se concretó tras una larga investigación. Según informaron al diario local, el detenido tiene un amplio curriculum delictivo.

Bustos falleció este martes en un hospital privado, a donde llegó tras ser víctima de una paliza en su vivienda del Barrio San Ricardo. Allí delincuentes ingresaron a su domicilio con intención de robarle dinero y, sin piedad, lo atacaron hasta dejarlo en grave estado.

Aquél día del asalto, el abuelo fue encontrado por uno de sus hijos en el pasillo que conecta el baño con la cocina, tirado en el piso sobre un charco de sangre. En las paredes, había marcas de sus manos como si hubiese intentado levantarse, incluso, había olor a gas y quedó vivo de milagro, aunque su cuadro era delicadísimo: presentaba una fisura en el cráneo, una fractura a la altura de la mandíbula y un tajo en el cuello muy profundo.

//Mirá también: Falleció el abuelo sanjuanino que había sido brutalmente golpeado por delincuentes

Uno de sus hijos recurrió a los medios para pedir Justicia, ya que habían pasado casi dos meses y no había detenidos. “Quedó en el olvido. Los que hicieron esta aberración están sueltos por ahí. No está bien eso. No están haciendo mucho por el tema. Hoy le tocó a César y mañana puede ser cualquier otro abuelo indefenso, que lo van a dejar como está él”, expresó la familia a Diario de Cuyo.

Finalmente, tras la muerte del anciano, este jueves se detuvo a un delincuente que estaría involucrado en la golpiza mortal. No descartan más detenciones.