El municipio de Sarmiento está envuelto en una polémica luego de que se detectaran bonos “truchos” de mercadería que fueron entregados a personas de bajos recursos. La sospecha comenzó luego de la aparición de un bono de alimentos falsificado de manera burda, lo que encendió la alarme en la Municipalidad. Los funcionarios comenzaron a detectar no solo uno sino varios vales falsos.

//Mirá también: Caso de la menor prostituida por su tía: Fido Galván irá al Penal

La denuncia ya fue radicada en la Justicia. Ahora, lo que se está investigando es la posible estafa cometida por lo que se supone que serían beneficiarios de ayudas sociales del departamento. Los mismos funcionarios del municipio fueron los que radicaron la denuncia y el caso quedó en manos del fiscal Adrián Riveros y los ayudantes de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales. Según publicó Tiempo de San Juan, los posibles delitos serían los de adulteración de documento público y estafa en perjuicio de la Administración Pública.

Lo que se encontró hasta el momento fueron 8 órdenes falsas de mercadería. Se tratan de vales de dos mil pesos que el municipio entrega a vecinos como parte de la ayuda social para que compren mercadería en comercios de la zona. Según explicaron, se trata de bonos hechos en computadora con un número de registro, datos del beneficiario y también una firma, supuestamente de un funcionario del municipio.

Hasta el momento se sabe que la maniobra delictiva era bastante simple: fotocopiaban la orden y adulteraban los datos del beneficiario. De esa manera y con ese bono, realizaban la compra de mercadería. Fueron descubiertos cuando los comerciantes acudieron al municipio para cambiar los vales. Allí detectaron que se repetían la numeración de ciertos bonos y de que eran fotocopias. Si bien hasta el momento son unos pocos, podrían aparecer más.

//Mirá también: Encontraron el auto que habría atropellado al changarín por la espalda, pero hay dudas

Mario Martín, intendente de Sarmiento, habló con Tiempo de San Juan y expresó: “Por cada orden que se da abrimos un expediente porque son ayudas a personas carenciadas. Por lo visto el problema es con alguien a quien dimos una orden de mercadería y la fotocopió.  Es alguien que quiso tomar ventaja y creo que está identificada. Son 3 o 4 órdenes nomás. Hemos tenido anteriormente otros hechos, pero uno o dos. Hubo alguien que cambió la cifra de 2.000 por 5.000 pesos. Por suerte la mayoría de la gente es honesta. Pero queremos que esto último se aclare. Hicimos la denuncia para que sea ejemplificadora. No sabemos en qué etapa está la causa, pero queremos que respondan en la Justicia”. Hasta el momento no hay detenidos.