A cara descubierta, a plena luz del día y acompañado de su abogado, el prófugo más buscado en San Juan se entregó el martes al mediodía en el edificio del Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género. Pedro Iván Saitta, el peligroso delincuente que se hacía llamar Leonardo Marcelo Sampieri, pasó 101 días en la clandestinidad. Está acusado de un crimen, violencia de género y de falsificación de identidad.

//Mirá también: El asesino que buscan en San Juan se adueñó de la identidad de una joven trans para no ser descubierto

Según publicó Diario Huarpe, el sujeto ingresó a las oficinas de fiscalía acompañado del abogado sanjuanino Fernando Bonomo, quien lo representará ante la Justicia por los múltiples delitos de los que se lo acusa. Saitta era intensamente buscado desde el sábado 10 de julio, cuando se fugó de su vivienda situada en Concepción, Capital. Allí cumplía prisión domiciliaria por supuestas amenazas a su expareja.

Fue esa denuncia por violencia de género la que sacó a luz su oscuro pasado. Si bien fue imputado y condenado con el apellido Sampieri, la Policía empezó a sospechar de que no era quien decía ser. Por eso ese día llegó hasta su domicilio para tomarle las huellas dactilares, pero nunca lo encontró porque ya se había fugado.

A los días se descubrió su verdadera identidad, que el documento falso que utilizaba correspondía a una persona nacida en 1993 en Santiago del Estero. Con ese documento logró burlarse de la Justicia y policía local durante casi ocho años, dejando en evidencia “irregularidades en el proceso de averiguación de datos”.

//Mirá también: Escándalo en San Juan: tenía prisión domiciliaria por violencia, descubrieron que era un asesino peligroso y se fugó

Ya con su verdadera identidad se supo que el delincuente porteño también era buscado por un presunto homicidio ocurrido en Mar del Plata en 2013. Resta saber cuándo será extraditado por este último caso.