La segunda ola de coronavirus comienza a golpear cada vez más fuerte a San Juan. En las últimas 24 horas se registraron seis decesos, la cifra más alta en lo que va del año, y ya son 514 los sanjuaninos que perdieron la vida a causa de la enfermedad.

Es el décimo sexto día consecutivo que se registran decesos en la provincia, alcanzando un total de 62 fallecimientos a causa del virus en lo que va de abril.

Los fallecidos son cinco hombre de 66, 68, 79 y 82 años; y una mujer de 72 años. Tres de ellos eran oriundos del departamento Sarmiento, ubicado en el sur de la provincia, donde se registra un importante brote de contagios que motivó incluso la suspensión de varias actividades por pedido del intendente comunal.

El parte emitido por el Ministerio de Salud Pública consigna además la detección de 253 casos, llevando a 27.328 la cantidad de positivos desde el comienzo de la pandemia.

Con respecto a los recuperados, 226 personas fueron dadas de alta en la jornada, ascendiendo a 23.960 la cantidad de sanjuaninos que se sobrepuso con éxito a la enfermedad que aún mantiene en vilo a buena parte del mundo.

En los distintos centros de testeo se llevaron a cabo 985 hisopados, 732 de los cuales ofrecieron resultado negativo y los 253 positivos que llevaron el conteo de personas que cursan la enfermedad a 2.908.

Asimismo, 176 personas se encuentran internadas en el área Covid-19 de los hospitales públicos y privados destinados al abordaje de la enfermedad. De ese total, en el área critica se encuentran internadas 93 personas, 41 de las cuales están recibiendo asistencia mecánica respiratoria.

Respecto a las estadísticas a nivel nacional, fallecieron 443 personas y 18.793 dieron positivo por coronavirus en las últimas 24 horas, De esta manera, suman 62.087 los fallecidos registrados oficialmente en Argentina y 2.879.677 los casos positivos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia,

Además. el Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer que 5.036 personas permanecen internadas en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos que llega al 67,7% en el país.