Fue sin previo aviso,  en el barrio Clemente Sarmiento, ubicado en la Capital de San Juan.


La empresa distribuidora de gas en San Juan, ECOGAS, dejó sin un servicio esencial a unas 120 familias sanjuaninas, este miércoles. Según publicó Diario de Cuyo, los operadores de la empresa se presentaron, quitaron los medidores y dejaron sólo un comprobante con el nombre de la distribuidora. El mismo medio indicó que esta medida se tomó sin previo aviso para los vecinos del barrio Clemente Sarmiento, ubicado sobre Avenida Rioja y Chile, en la Capital de la provincia.

El Barrio Clemente Sarmiento está compuesto por 20 monoblocks donde habitan las 120 familias que ayer se encontraron con la desagradable sorpresa. “Sin previo aviso nos dejaron sin un servicio esencial”, dijo uno de los vecinos a Diario de Cuyo. Los habitantes del barrio tampoco recibieron una explicación certera de lo ocurrido y sólo se limitaron a informarles que la instalación era peligrosa. Aparentemente la decisión vino del ente regulador ENARGAS quien les comunicó que el corte se fundamenta en la “normativa vigente que prevé la suspensión del servicio en aquellos casos en que la instalación del cliente se hubiere tornado peligrosa o defectuosa”.

 

La molestia de los vecinos tiene que ver con que no recibieron un aviso previo al corte. Además, dijeron que, desde ECOGAS, les aseguraron que tendrán que contratar un gasista matriculado que revise cada una de las instalaciones del vecindario. Mientras tanto, los propietarios del Barrio Clemente Sarmiento seguirán sin el servicio ya que tampoco saben de qué instalación defectuosa habla la notificación que les entregaron y tendrán que revisar una por una.

 

Se trata de un proceso que, por la numerosa cantidad de familias que componen el barrio, podría tardar semanas. Los vecinos se mostraron desesperados ante la prensa y sobre todos muy furiosos por la decisión de la empresa distribuidara de gas de San Juan.






Comentarios