Los casos de coronavirus en la provincia de San Juan no cesan. Este martes ya se superó los 8.000 contagios, más de la mitad continúa con proceso infeccioso, y la ocupación de camas está al límite. La situación es preocupante y abarca todos los ámbitos, incluido el de la Policía. Según comentó el comisario Walter Martínez, ya son casi 100 los casos detectados en la fuerza.

"Hasta anoche (por el martes) teníamos 91 casos positivos de coronavirus. Hay efectivos con síntomas leves y otros que están sufriendo; la están pasando mal. Gracias a Dios, no hemos tenido fallecidos pero sí personal que estuvo en terapia intensiva, en estado muy delicado", comentó el funcionario en diálogo con Radio AM 1020.

Los uniformados forman parte de los trabajadores esenciales, cumpliendo una función vital como la de controlar la circulación de personas en cada rincón de la provincia sanjuanina. Y a pesar de que se aplican todos los protocolos y se toman todos los recaudos, son quienes están más expuestos frente a la pandemia junto al personal de salud.

"Hasta el momento, hay 200 funcionarios policiales aislados, algunos por su trabajo en operativos de detención de personas con coronavirus. Por otra parte, los recuperados son 130", agregó Martínez

Además comentó comentó que están trabajando para generar conciencia en los sanjuaninos y evitar que circulen irresponsablemente por la calle. "El objetivo es instar a los sanjuaninos a que no circulen por las calles si no es por un motivo esencial. Las excusas son muchas desde que tienen que llevar comida a los padres hasta que deben hacer un trámite y no tienen el turno para mostrarnos. En el medio de eso, no faltan quienes directamente nos mandan a perseguir delincuentes y que no interrumpamos su circulación", cerró.