El peor panorama para San Juan calculaba 40.000 contagiados de coronavirus. Para contener la demanda de camas, la provincia convirtió en hospitales de campaña a una planta de Barrick en el Parque Industrial de Albardón, al emblemático Estadio Aldo Cantoni, a la escuela San Martín, entre otros. Como hasta el momento estos espacios no han sido ocupados, se decidió cambiarle el destino momentáneamente al hospital de campaña de Albardón, que ahora se transformará en un centro de aislamiento gratuito para personas con coronavirus que se encuentren asintomáticas.

Hasta ahora los asintomáticos tenían que pagar los 14 días de aislamiento en hoteles del Gran San Juan o aislarse en sus domicilios. Dos problemas se presentaron: por un lado, quienes no tenían dinero para abonar 14 días de hotel y aquellos enfermos que viven en casas pequeñas, que no les permiten cumplir con el aislamiento en sus viviendas. Para darle una respuesta estatal a todas estas personas, el Gobierno de San Juan decidió destinar los hospitales de campaña en centros donde brindar alojamiento gratuito a los enfermos sin síntomas.

"Las personas con coronavirus que no tienen síntomas no requieren cuidado médico exhaustivo, sólo controles durante el aislamiento. Ahora bien, en los casos que no puedan aislarse en una habitación de casa, por ejemplo porque viven en condiciones precarias y en un mismo ambiente junto a toda su familia, entonces deberán ir a un centro de aislamiento, para evitar el contagio a sus vínculos", le explicó a Diario de Cuyo Matías Espejo, subdirector de Medicina Preventiva.

​Los hospitales de campaña que serán centros de aislamiento son la planta industrial de Barrick en el Parque Industrial de Albardón (el primero), el polideportivo de la escuela Normal San Martín, el Estadio Aldo Cantoni, el polideportivo Marta Orellana (ubicado en San Martín), el Estadio La Superiora (de Rawson) y el poliderportivo de Villa Aberastain, de Pocito.