Desde que comenzó la cuarentena, el pasado 20 de marzo, fueron miles los sanjuaninos que se quedaron varados afuera de la provincia. Hasta el momento la Policía local detectó a 12 personas que usaron huellas ilegales para entrar a territorio y que fueron descubiertos por las fuerzas de seguridad. Hoy implementaron más controles pero, de todas formas, todavía encuentran a quienes se meten por el campo para poder volver a su casa sin tener que cumplir el aislamiento obligatorio en un hotel al llegar.

Diario Huarpe, habló con Dardo Recabarren, el director de Conservación y Áreas Protegidas de la provincia que contó cuáles son los lugares por donde la gente intenta entrar a San Juan. En el límite sanjuanino con Mendoza, los caminos que están siendo fuertemente controlados son la Ruta 153 y la Ruta 149. Además hay operativos en una huella que pasa cerca del Río San Juan, en un puente, adentro de una propiedad privada. Ésta última conecta a la provincia con Lavalle, en Mendoza.

Las huellas ilegales están en el medio del campo y por ahí intentan ingresar a San Juan.

"Esto se está controlando en conjunto con la Policía de San Juan", detalló el funcionario. El otro camino ilegal es uno que viene desde San Luis y sale a la ruta 142, en el territorio goberando por Rodolfo Suárez y de ahí hasta El Encón, en el límite con San Juan. La otras dos son del departamento de Valle Fértil, una de ellas está unida con Chepes y la otra con San Ramón. "En la Ruta 150 se hicieron tapones para que no pase la gente", relató Recabarren.

Carlos Pedernera es vecino de la localidad de Tres Esquinas, en Sarmiento, ubicado al Sur de San Juan. El hombre contó al diario local que a diario ven salir camionetas y autos de alta gama del campo. "Meter un auto de alta gama por la huella, no lo vas a hacer para pasear", remarcó muy preocupado. Los pobladores de esa zona sostienen que han visto pasar hasta camiones que se meten por esos caminos alternativos e ilegales para poder entrar a territorio sanjuanino, violando los corredores sanitarios.