San Juan es una de las dos provincias del país con mejor status sanitario. Desde que empezó la pandemia hay 16 casos confirmados (la mayor parte transportistas, repatriados y un caso por contacto estrecho). Viendo el ejemplo de lo sucedido en algunas provincias del país, el Comité COVID-19 armó un plan para protocolizar qué se va a hacer en caso de que aparezca un pequeño brote. El principal punto de este plan consiste en zonificar para evitar que por un par de casos todo el territorio deba volver a fase I.

Los miembros del Comité analizaron lo que sucedió en provincias como Catamarca y Formosa, las últimas en confirmar sus primeros positivos pero con muchos casos más que San Juan. También se tomó lo que pasó con las provincias limítrofes, como Mendoza, donde ya hay circulación viral y La Rioja. Con la única provincia con la única provincia limítrofe con la que San Juan mantiene una equivalencia es con San Luis. Ante estos ejemplos, se decidió armar este protocolo para prevenir la circulación viral, el mayor enemigo a controlar.

La zonificación consistirá que se aíslen barrios, las zonas de afluencia de la persona que empezó con los contagios, todo con el fin de evitar que todo el territorio vuelva a fase I, con todo lo que eso implica. El protocolo determina qué hacer y cómo ante un caso positivo. Cabe destacar que en San Juan el 95% de la actividad económica está funcionando a pleno, incluso el turismo interno se liberó.

El análisis de los especialistas apunta a que el éxito en el manejo del coronavirus tiene que ver con dos medidas. Por un lado, con aquella que determina que todo aquel que llegue a San Juan debe quedarse sí o sí en un hotel durante 14 días. Y por el otro, por las disposiciones y controles extremos con los transportistas, quienes son sometidos a hisopados en los ingresos y no pueden bajarse de las unidades, con excepción del Estadio del Bicentenario. 

Lo que se busca es evitar caer en la improvisación. Así lo dijo el vicegobernador Roberto Gattoni, presidente del Comité COVID-19, espacio de debate integrado por distintas carteras que busca definir cómo actuar ante posibles escenarios de contagio. "No vamos a volver para atrás", cerró la segunda autoridad provincial.