La Policía de San Juan intentó detener una fiesta clandestina y se encontró con un grupo de personas que amenazaron de muerte a los uniformados. Según publicó Diario de Cuyo, el evento fue en la Villa Morrone, en Chimbas, un populoso departamento al Norte de la provincia.

Fue este domingo por la mañana cuando una llamada anónima dio aviso al 911 de que se realizaba una fiesta ilegal en la calle Retiro 2775 (O). Hasta allí llegó el móvil policial y vieron cómo dos personas que estaban en la puerta se metían al domicilio. Eran dos hombres que volvieron a salir y en sus manos traían un cuchillo de 20 centímetros con mango de madera.

"Acá no entra nadie, sino los corto enteros", amenazó uno de los sujetos a los efectivos. El otro traía un vaso con fernet en la mano y también quiso evitar que los policías entraran a la casa. Según publicó Diario de Cuyo, cuando los uniformados lograron entrar a la casa vieron cómo escapaban del lugar varias personas que fueron detenidas.

El joven que tenía el cuchillo, fue identificado como Maximiliano Pereyra. Además, también terminaron presos Ángelo José Baigorria, Eduardo Ismael Argañaras, Pedro Raúl Olivera, Clara Olivia Alcayaga Morales, Jazmín Anahí Carraset, Fernanda Jésica Arce, Rodrigo Ezequiel Páez y Nadia Giselle Aragón. Todos están acusados de haber violado la cuarentena por juntarse en un día y horario no permitido. Además, Pereyra enfrenta cargos por las amenazas de muerte. En unos días llegarán a juico en el Fuero Especial de Flagrancia.

Desde que comenzó la flexibilización de la cuarentena en la provincia cuyana, todos los fines de semana se realizan controles para evitar las fiestas clandestinas. Hasta el momento ya hubo personas condenadas por realizar este tipo de eventos que tuvieron que realizar trabajo comunitario y donar ropa y comida a merenderos.