Mauro Alejandro Algañaraz amenazó de muerte a su ex novia porque ella no quiso volver con él. El caso de violencia de género se registró en la provincia de San Juan y este martes el violento fue condenado, sin embargo, no irá preso. Según publicó Diario de Cuyo, Algañaraz acordó una pena de 9 meses de prisión condicional, medidas de protección para la víctima, pensión alimentaria y tiene prohibido acercarse a la casa de la chica.

El episodio de violencia de género fue el domingo último, en  horario de siesta. Algañaraz se presentó en la casa de la madre de sus hijos en el Asentamiento La Paz, en La Bebida, al oeste del territorio sanjuanino, y comenzó a gritarle a la joven. "Por qué le hacés esa m... de comida a los chicos", comenzó diciendo el hombre. Ella le pidió que se fuera pero no le hizo caso y comenzó a ahorcarla. Mientras la violentaba le dijo que si lo denunciaba le iba a ir mucho peor.

Los vecinos escucharon los gritos y llamaron a la Policía que llegó en cuestión de minutos. Para no ser detenido, Algañaraz escapó por los fondos de la vivienda y la víctima fue llevada a la Comisaría de la Mujer para poner la denuncia. Allí, la mujer le contó a los policías que su ex estaba enojado porque la noche anterior le había pedido volver y ella lo había rechazado. "Dame una oportunidad, quiero volver con vos porque sino te voy a arruinar la vida, te voy a matar", le dijo el agresor. Para logar su cometido le dijo que estaba juntando dinero para comprar un revólver y le juró que le dispararía para que no pueda volver a caminar.

Horas más tarde, el violento fue ubicado en la prada del colectivo y lo detuvieron. El delito por el que se lo condenó en el Fuero Especial de Flagrancia es lesiones leves agravadas por ser en contexto de violencia intrafamiliar y de género, amenazas y violación de las medidas de protección que había impuesto la Justicia.