Ambos quedaron en el ojo de la tormenta tras el polémico cuarto caso de Covid-19. Qué dijo la ministra de Salud.


Después de la marcha y cacerolazo que protagonizaron médicos y enfermeros del Hospital Guillermo Rawson, por decisión del gobernador Sergio Uñac los profesionales Carlos Lescano (jefe de Terapia Intensiva) y Sandra Ferrari (jefa de Infectología) volverán a sus lugares de trabajo la próxima semana. Ambos habían sido despedidos tras el polémico caso de coronavirus de una médica que contrajo la enfermedad tras visitar sin permiso a su hermano, el transportista que llegó de Buenos Aires en vuelo sanitario y dio positivo de Covid-19 en San Juan.

“En principio llevar la tranquilidad y explicar la situación acaecida con respecto a la separación de los 2 profesionales del área de salud, en Infectología y Terapia Intensiva, doctor Lescano y Ferrari respectivamente. Llevar la tranquilidad a los profesionales porque a pedido del gobernador hay una restitución a sus funciones de trabajo que eso no va a invalidar la situación de sumario o investigativa que tiene el ministerio”, explicó Alejandra Venerando, ministra de Salud.

También volverán a sus puestos laborales la jefa de Infectología del Marcial Quiroga, Rosa Contreras, y el médico coordinador de los vuelos sanitarios, Javier Porras. En este caso, los profesionales quedaron en la mira por el traslado del tercer paciente con coronavirus, es decir, el hermano de la médica del escándalo. Es que, según los audios a los que pudo acceder la Justicia, el vuelo fue planificado a espaldas de las autoridades y bajo una “cadena de favores”.

La ministra Alejandra Venerando dio una conferencia de prensa.

Si bien los cuatro médicos desde el próximo lunes regresarán a trabajar en el ámbito sanitario, Diario La Provincia señaló que la investigación judicial seguirá su marcha. Por un lado se investiga cómo se originó el traslado del hombre de 43 años del hospital bonaerense de Malvinas a la provincia sanjuanina. Y por otro el repudiable manejo de la médica que, se infiltró en un área aislada del hospital para ver a su hermano, se contagió y siguió con su vida personal y laboral, exponiendo a cientos de personas.

“El sumario continuará porque esto tiene que ver con el poder tener las pruebas, que creería que tienen que haber en el hospital. Es una sorpresa para todos, es una situación bastante triste. La Justicia será la que evalúe o la que haya evaluado esta situación. En lo personal, debo decir que estoy muy sorprendida”, señaló Venerando.




Comentarios