La emprendedora es una joven sanjuanina de 23 años, estudiante del Profesorado de Nivel Inicial.


Mayra se convirtió en un ejemplo para muchos sanjuaninos con sólo 23 años. En medio de la pandemia de coronavirus y crisis económica que esto provocó en muchos hogares, la joven decidió apostar a un emprendimiento propio para hacerle frente a los gastos. Y como ocurrió en otros puntos del país, lo hizo con el dinero que cobró del Ingreso Familiar de Emergencia, la ayuda que brindó el Gobierno nacional a los sectores más golpeados en cuarentena.

“La iniciativa comenzó desde el año pasado más o menos, ya que fue una idea de inversión de ambos, de mi pareja y yo. Primero comenzamos con copias simples, después nos empezaron a pedir cuadernillos y cosas así. Pero con el aporte del IFE pudimos completar la idea inicial: compramos útiles escolares, materiales y todo lo necesario para solventar la demanda”, contó a Diario La Provincia.

La librería está en Trinidad.

La joven sanjuanina tiene 23 años y estudia Profesorado de Nivel Inicial. Este beneficio contó que le “sirvió mucho” para ayudar con los gastos de la casa y generar su propio ingreso económico estable. “Lo veo como una oportunidad de poder ampliar la librería. “l principio nos costó mucho pero ahora que estamos iniciando con este proyecto ya estamos más tranquilos porque tenemos la fe de que nos va a ir bien”, expresó.

La librería queda en Trinidad, en el departamento Capital, y suma decenas de clientes, aunque podrían ser muchos más ante las dificultades que el aislamiento genera. “Pusimos carteles en la entrada de casa y en facebook. Muchas veces tenemos consultas pero a veces no se concretan las ventas ya que muchos piden el envío a domicilio y no contamos con el permiso necesario para circular”, se lamentó.

Pero no baja los brazos: “Nuestras expectativas para más adelante en el tema profesional son ampliar la librería y poder abrirla en un local y no en un rincón de casa”.




Comentarios