Hubo reclamos contra el Gobierno y la profesional que burló los controles, se contagió y siguió con su vida normal.


El polémico cuarto caso de coronavirus provocó bronca en miles de sanjuaninos. El enojo con las autoridades gubernamentales y la médica que contrajo coronavirus y violó todos los protocolos se vio plasmado en las redes sociales. También hubo bocinazos y cacerolazo en distintos puntos de la provincia, publicó Diario Huarpe.

El malestar fue general. Tanto en Gobierno por el procedimiento de la profesional que se contagió la enfermedad y siguió con su vida normal como de toda la población, que reclamó el procedimiento de los funcionarios en el tercer y cuarto caso de coronavirus. El primero de estos dos casos es el transportista que llegó a la provincia de Buenos Aires en vuelo sanitario y dio positivo, y el segundo es el de su hermana, una médica que cumple funciones en el Hospital Rawson y se valió de su condición para visitarlo, sin autorización, en una zona de aislamiento.

Después que se desató el escándalo, con una denuncia penal en el medio, los ciudadanos empezaron a manifestarse en las redes pidiendo explicaciones a las autoridades. Si bien hubo una conferencia de prensa de la ministra de Salud Alejandra Venerando, esto no fue suficiente y muchos sanjuaninos empezaron a realizar una convocatoria para después de las 20 del martes.

La misma se concretó en varios departamentos de la provincia, sobre todo del Gran San Juan. También hubo una manifestación en cercanías a Casa de Gobierno. “Nos mandaron a lavarnos las manos y ahora se las lavan ustedes”, manifestó uno de los vecinos contra el titular de Seguridad, Carlos Munisaga. Al respecto, el funcionario respondió que “no somos culpables de la pandemia, el Gobierno está tomando todas las medidas para evitar contagios”.




Comentarios