Son 4 agentes que ya fueron apartados de su cargo. Las víctimas tienen 14 y 15 años.


Una denuncia por abuso sexual sacude la órbita de la fuerza policial de San Juan. De acuerdo a la publicación del diario Tiempo de San Juan, cuatro uniformados de la Comisaría 25º son investigados por el presunto ultraje de dos menores de 14 y 15 años. Las autoridades de Control de Gestión tomaron conocimiento de lo sucedido y como primera medida separaron de sus cargos a los involucrados.

El caso fue denunciado en el Centro ANIVI por las madres de las dos niñas. Según el testimonio que brindaron ambas en sede policial sus hijas fueron víctimas de agresiones sexuales por parte de los agentes y otro sujeto que trabaja en una empresa de seguridad. Aparentemente este episodio ocurrió el sábado pasado en una vivienda del departamento Pocito.

Las menores confesaron que mantuvieron relaciones sexuales con los adultos y sumaron otro dato por demás escandaloso: dijeron que conocieron a los policías en medio de un operativo policial. La joven de 14 años contó que cuando circulaba por intersecciones de su casa apareció un oficial en un patrullero y solicitó sus datos personales, además de su número de teléfono. A los pocos días, después de contactarse por mensajes, se reunieron en la vivienda del guardia de seguridad, donde ocurrió todo.

Si bien la relación sexual aparentemente fue consentida (un médico legista corroboró que no hay lesiones compatibles con una violación), el hecho de que haya dos menores involucradas refiere a un delito penado por la ley. Por eso en medio de la investigación se decidió apartar de sus funciones a los acusados y se les abrió a cada uno de ellos un sumario administrativo.

“Abusaron de mi sobrina y su amiga. Estuvieron en una casa de Pocito. Hubo sexo, drogas y alcohol. No se van a dar cuenta que eran menores. No quiero que esto quede impune, es muy grave”, expresó un tío de una de las presuntas víctimas.




Comentarios