Ocurrió en San Juan. Cuando los vecinos se dieron cuenta, quisieron lincharlos pero llegó la Policía.


Dos sujetos fueron detenidos, este domingo por la tarde, en un barrio de San Juan porque se hacían pasar por policías federales, pedían documentación y hasta requisaban autos. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, cuando los vecinos se dieron cuenta de que los estaban engañando, persiguieron a los dos farsantes y hasta quisieron lincharlos, pero antes llegó la Policía real para llevárselos detenidos.

Los sujetos decían ser “encubiertos”, se movían en un auto Volkswagen Gol, con vidrios polarizados y paraban autos de un barrio de Pocito, un distrito al Sur de la provincia cuyana. Los vecinos de la zona comenzaron a sospechar de los dos supuestos agentes federales y decidieron increparlos. Es que en los “operativos” de los dos changarines entrevistaban gente y aparentemente no eran demasiado creíbles. Cuando los automovilistas pidieron sus identificaciones éstos no las mostraron y les dijeron: “está todo bien, estamos haciendo nuestro trabajo”.  Luego se movieron a otro lugar del mismo barrio y repitieron la escena.

El rumor se esparció rápidamente e, indignados, fueron a perseguirlos. Los falsos policias escaparon hasta una casa en calle Vidart y Calle 7 y hasta ahí los siguieron. Antes de que los vecinos los lincharan, llegó  un patrullero y se los llevó presos. Ambos sujetos se llaman Leonardo Fabián Luna, de 38 años y Miguel Ángel Arranz Aciar, de 37. Son changarines y viven en Pocito y Rawson, ambos departamentos del Sur

Los impostores fueron detenidos por personal de la Comisaría 7ma y de inmediato se le dio intervención al fiscal de Flagrancia, Adrián Riveros. Es que, por haber sido atrapados in fraganti, los hombres serán juzgados en los próximos días. Están acusados del delito de usurpación de identidad y por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Como Luna y Arranz pedían documentación, los investigadores creen que buscaban recolectar información para cometer algún tipo de ilícito. 




Comentarios