Pasó en San Juan. El sujeto regresó el 3 de abril y en lugar de hacer cuarentena, atendía como si nada.


Un ferretero sanjuanino terminó preso, este lunes por la noche, luego de que lo denunciaran por incumplir la cuarentena. Es que, si bien las ferreterías están exceptuadas del cierre y pueden funcionar normalmente, era el dueño quien tenía que hacer cuarentena. Según informó Diario de Cuyo, se trata de Maximiliano Sessa Jofré, quien había vuelto a la provincia cuyana, desde Buenos Aires, hacía muy poquitos días.

Jofré regresó a San Juan en un camión el 3 de abril porque había estado un mes en Buenos Aires. La Policía le informó que tenía que cumplir con la cuarentena pero él no lo hizo. El hombre fue denunciado por sus vecinos que sabían del viaje y lo vieron atendiendo su ferretería sin ningún tipo de protección.

Maximiliano Sessa Jofré, el detenido.

Fuentes de la Justicia aseguraron que Jofré fue advertido en el puesto del Encón, que tenía que quedarse encerrado en su casa del Loteo Rodríguez, en Pocito, al Sur de San Juan, durante 14 días. Es que en Buenos Aires hay circulación de COVID-19 y el ferretero representa un riesgo para los sanjuaninos.

Un llamado anónimo al 911 lo delató porque atendía a cientos de personas por día. Jofré quedó detenido y la Policía le cerró el comercio. Además, sus familiares, padres y pareja quedaron aislados por haber estado en la misma casa con él. Por haber sido atrapado in fraganti, mientras violaba la cuarentena, será juzgado en los próximos días en Flagrancia. Cabe destacar que, además, el Gobierno de San Juan ha fijado costosas multas que llegan hasta los 150 mil pesos para quienes lleguen de lugares de riesgo y no cumplan con el aislamiento




Comentarios