Se trata de Ángel Castillo, el sujeto que asesinó a la madre de su hijo en febrero pasado.


A casi un mes del brutal crimen de Pamela Rodríguez en la localidad de Calingasta, la Justicia sanjuanina decidió imputar por homicidio doblemente agravado al único sospechoso: Ángel Rodríguez (21), ex pareja de la víctima. El sujeto se encuentra detenido en el Servicio Penitenciario de Chimbas y todo indica que pasará un largo tiempo entre rejas, ya que el delito que le atribuyen se castiga con perpetua.

El aberrante asesinato ocurrió en la madrugada del domingo 23 de febrero, en el barrio Bicentenario. Según los investigadores el joven ingresó por una de las ventanas, se dirigió hasta la habitación donde descansaba la chica y su hijo de tres meses y sin mediar palabras le cortó el cuello con un cuchillo tipo tramontina. Los gritos despertaron al resto de la familia pero cuando llegaron a su pieza no pudieron hacer nada. La herida fue letal, Pamela murió desangrada camino al hospital.

Ángelo Castillo, el sujeto que degolló a Pamela Rodríguez

Los investigadores confirmaron que los “celos” de Castillo lo llevaron al descontrol total. El entorno de la joven mencionó que el sujeto era violento y eso provocó el quiebre en la relación. De hecho ya lo había denunciado en diciembre pasado pero no había orden de restricción. Creen que el día previo al terrible ataque tuvieron una discusión porque Rodríguez, al parecer, estaba evaluando ponerse nuevamente en pareja.

Por el contexto en el que se perpetuó el crimen el magistrado imputó al muchacho con una de las variables delictivas más graves del Código Penal, un homicidio con dos agravantes: la relación de pareja preexistente y la violencia de género. Con esto no sólo podría enfrentar una cadena perpetua, sino que además podría perder todos los derechos paternales sobre su hijo.




Comentarios