Fue en San Juan. La policía no descarta que al chico lo hayan golpeado por un problema de polleras.


Un joven de 29 años, en pareja y con 5 hijos, se encuentra en grave estado en el Hospital Guillermo Rawson. De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, Matías Ezequiel Hernández sufrió hundimiento de cráneo tras ser atacado ferozmente con una piedra. El agresor sigue suelto, pero la Policía ya lo tiene identificado y cree que el ataque se produjo por un “problema de polleras”.

El violento hecho ocurrió en el departamento Pocito, en inmediaciones de calle Aberastain, pasadas las 20 horas del miércoles. Según la investigación, la víctima habría estado bebiendo con otro sujeto en la puerta de un negocio hasta que se quedó sin plata y fue hasta su casa. En el camino se encontró con un viejo rival, quien según la familia sería el mismo que el año pasado lo golpeó con un ladrillo, y todo terminó de la peor manera.

“Yo no sé por qué dicen que estaba tomando si cuando mi hijo bebe un vaso de cerveza se le nota a la legua. Él no tomó, no sabemos lo que le pasó, pero yo creo que puede haber sido el mismo que hace un año le dio un ladrillazo. Ruego a Dios que mi hijo salga bien de todo esto y que se haga justicia”, explicó Verónica, madre de Hernández.

Para la policía la pelea se desató “por una mujer”, a pesar de que el hombre que había bebido con el chico habría declarado que su acompañante sufrió una caída. Es que la víctima, antes de empeorar, señaló que había tenido una pelea con un viejo rival. Aparentemente tras el cruce de palabras con el agresor, al que ya tienen identificado, el joven pocitano fue malherido en la cabeza con una piedra. Esta herida provocó que su cabeza quedara literalmente partida y hundida.




Comentarios