Se trata de una sanjuanina que está siendo juzgada por tirarle con un ventilador de pie a su ex pareja.


Una mujer está siendo juzgada en San Juan por agredir y amenazar a su ex pareja. Este martes se conocerá la condena pero ya se sabe que la acusada no irá presa. Así lo adelantó su abogado quien pedirá que sea sobreseída y también fiscalía que solicitará dos años de prisión condicional, es decir, sin encierro. Según publicó Diario de Cuyo, se trata de Yamila Tamara Morales, de 25 años, quien está acusada de haberle tirado con un ventilador de pie y con cosas de la heladera a su ex, Gerardo Amaya, de 31 años.

La defensa de Morales sostiene que ella es “inimputable” porque cuando agredió a Amaya estaba bajo los efectos de la droga y el alcohol. La pelea, de hecho, comenzó porque había prometido llegar a su casa a las 5 de la mañana para que su ex se fuera a trabajar. Es que Amaya estaba cuidando al hijo de 6 años que tienen pero como Morales llegó a las 6 de la mañana, él llegó tarde a su lugar de trabajo.  “Llegué tarde, tomada y drogada, pero nunca lo agredí”, dijo este lunes, en la audiencia, la joven madre. 

Morales está acusada de lesiones y amenazas y los fiscales Roberto Mallea y Adolfo Díaz, adelantaron que pedirán que sea condenada a 2 años de prisión condicional, es decir, sin estar encerrada. “Se me pasó la hora porque venía pasada de cocaína y alcohol”, aseguró la mujer en su declaración. Es por eso que sus abogados, Horacio Merino y Omar Quiroga, sostienen que no comprendía lo que estaba haciendo. De hecho, después de la pelea con su ex, tuvo que ser internada en el Hospital Marcial Quiroga, donde la medicaron con ansiolíticos y antipsicóticos porque atentaba contra su propia vida. Es más, cuando la Policía llegó a la casa donde se produjo el escándalo, ella estaba encerrada en su habitación y se había atado un cable al cuello con el que intentaba suicidarse. 




Comentarios