Ocurrió en la localidad de Jáchal, en San Juan. La dueña del animal hizo una exposición en la Policía.


La sorpresiva muerte de un perro que se electrocutó al tocar una farola municipal genera conmoción y preocupación en el departamento Jáchal, ubicado a unos 150 kilómetros de San Juan Capital. Según publicó Telesol Diario, el incidente fue presenciado por la dueña (no fue identificada) del animal, quien se presentó en la Policía para realizar una exposición. Tras el hecho, personal de Energía San Juan se acercó al lugar para resolver el problema.

Todo ocurrió este miércoles a las 21 horas. Aparentemente el perro estaba jugando en el edificio, situado sobre calle San Martín, pero de un momento a otro atravesó unas rejas y se acercó a la farola sufriendo una fuerte descarga que lo mató en el acto. Esto fue advertido por la propietaria del can, quien intentó reanimarlo pero no hubo caso. Indignada por lo ocurrido, la mujer realizó la denuncia policial contra el municipio “por el peligro que representaba la farola para cualquier persona o animal”.

La Municipalidad de Jáchal se encuentra a unos 150 kilómetros de la Ciudad de San Juan.

Desde la seccional indicaron que a los pocos minutos se acercó una cuadrilla de obreros de Energía San Juan, la empresa que provee la luz, para solucionar los inconvenientes eléctricos en la comuna. Una vez allí descubrieron que la pilastra estaba electrificada, pero rápidamente pudieron solucionar el problema. Los vecinos se mostraron preocupados por lo ocurrido y pidieron explicaciones a las autoridades.




Comentarios