Unas 1500 personas de San Juan están sin agua potable hace un mes y, este lunes, salieron a cortar la calle para reclamar. Se trata de quienes viven en el barrio Las Piedritas I y el Quinto Cuartel, de Pocito, un distrito agrícola de la provincia de San Juan. Según publicó Diario de Cuyo, muchos de ellos usan el canal para bañarse y bañar a sus hijos porque la situación se volvió insostenible.

Mayra Oviedo, una de las vecinas, habló con el diario local y explicó que todos los días tiene que llevar a sus tres hijos a bñarse a la casa de su suegra. Por otra parte, Noelia Prado, junta agua para cocinar y darle agua a sus hijos. "Tengo 61 años y en mi casa vive un nieto de 3 años. Hay veces que se lo tienen que llevar para otra casa porque no tenemos agua ni para hacerle la comida o la leche. Estamos cansados de no poder bañarnos como corresponde. Con el calor es imposible vivir sin agua. Queremos una solución definitiva", dijo Rosario Tello, una de las afectadas, a la prensa

Según afirmaron desde OSSE, todo se debe a que la perforación de la que beben agua esos barrios está en un terreno privado y es el propietario quien administra el suministro. Después del corte de calle de el lunes, la entidad del Estao intervino en el conflicto y, mientras tanto, el Municipio de Pocito, le lleva agua a los vecinos con camiones cisterna.

"Es una vergüenza que tengamos que cortar las calles para que nos den una solución. Hace semanas que venimos haciendo reclamos y nadie nos ayuda. Es imposible vivir sin agua. Pasamos una Navidad horrible, porque no teníamos ni para bañarnos y ahora para Año Nuevo nos va a pasar lo mismo. Estamos cansados", remarcó Gustavo Balmaceda, un vecino del barrio Las Piedritas.