En San Juan, el nene rompió la vidriera del supermercado con una piedra.


Este miércoles, mientras muchos se preparaban para lo que sería una cena navideña en familia, un menor de edad era atrapado robando en un supermercado de la provincia de San Juan. Debido a las Fiestas, el comercio había trabajado de corrido y los supermercados estaban cerrados antes de las 21, por lo que fue la oportunidad perfecta par que el chico se metiera a robar. Según publicó Diario Huarpe, cuando la Policía llegó se dieron cuenta de que el nene ni siquiera tenía la fuerza suficiente para empujar el carro con productos.

El niño, entró a un Supermercado Vea, ubicado en España y República del Líbano, en Rawson, una localidad al sur de la provincia. La Policía explicó que, para poder entrar el menor tiró una piedra y reventó uno de los vidrios del comercio. Las alarmas sonaron y rápidamente había en el lugar varios patrulleros pero la escena con la que se encontraron causó más tristeza que indignación.

En el supermercado no había ladrones, sino un nene de 8 años que intentaba escapar, empujando un carrito con mercadería y helados. En el lugar no pudieron divisar a nadie más aunque creen que alguien pudo haberlo ayudado. Según informó la Policía, el niño forma parte de una comunidad gitana de la zona y hasta este jueves intentaban ubicar a sus padres, a los que ya tendrían identificados.

Rápidamente se dio intervención a la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia y el pequeño fue trasladado a la Comisaría 24ta con la mercadería. En la seccional se llenaron los papeles administrativos pero el menor no quedó demorado. Ahora esperan para ver qué tipo de sanciones podrían caberles a sus padres. 




Comentarios