Este viernes, en la Sala I de la Cámara Penal de San Juan, la Justicia condenó a un hombre que primero abusó sexualmente de su hijastra y luego le dio una patada que la dejó hemipléjica. La menor estuvo al borde de la muerte pero sobrevivió y, en la provincia, le atribuyen ese milagro al Cura Brochero.

Se tratade Pedro Oris, de 39 años, quien ya suma su segunda condena. Oris era pareja de la mamá de la nena cuando la menor ingresó al Sanatorio Cymin en el año 2013. Su mamá y Oris dijeron que se había caído de un caballo, sin embargo, más tarde, en el juicio, se demostró que Oris le dio una patada que la dejó con secuelas de por vida. Oris fue condenado por ese delito, a 17 años de prisión y también quedó presa la madre de la pequeña que recibió una condena de 10 años.

Durante ese juicio, además de la golpiza, salieron a la luz lo abusos sexuales a los que era sometida la nena desde los 8 años. Los jueces decidieron desdoblar las dos causas y ahora el padrastro llegó a juicio por abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal. Este viernes recibió su segunda sentencia, esta vez por 16 años, informó Diario de Cuyo.

El caso de la nena se hizo conocido en la provincia porque sus familiares atribuyeron la milagrosa recuperación al Cura Brochero.  Más tarde el Vaticano aprobó el milagro de la nena que es el segundo del cura cordobés.