Un reconocido abogado penalista sanjuanino terminó involucrado en un escándalo, este fin de semana, por destrozar el estudio en el que trabaja. Según publicó Diario de Cuyo, se trata de Maximiliano Orozco quien en este momento está preso tras haber destruido aparatos como computadoras e impresoras y por haberse llevado otros en su mochila.

El episodio habría ocurrido este viernes, cerca de las 21, cuando Orozco llegó al edificio, donde están las oficinas que comparte con un socio. El letrado dejó el auto en una playa de estacionamiento contigua al estudio e ingresó. El diario local publicó que el abogado se quedó unas 15 horas adentro del lugar y causó destrozos en computadoras y otros aparatos. Además, se habría llevado algunas cosas en su mochila.

El dueño de ese edificio, en calle Aberastain, en pleno centro sanjuanino, llamó a la Policía porque escuchó ruidos extraños y golpes en las oficinas. Cuando los uniformados llegaron se encontraron a Orozco lleno de manchas de toner, el lugar todo revuelto y, en su mochila, algunas cosas de esa oficina. Los uniformados detectaron que el joven abogado se llevaba: un disco rígido, parte de un teléfono, una cámara de seguridad y un toner. La Policía, según el diario local, duda de que Orozco haya estado en sus cabales y no logran entender cuál fue el motivo que tuvo para hacer eso.

El abogado, por ser atrapado in fraganti, quedó a disposición del fuero de

Flagrancia

y está acusado de tentativa de robo. Este miércoles, se llevará adelante su juicio y tendrá la oportunidad de defenderse. Mientras tanto, continúa detenido en la

Comisaría 1ra.

Si el abogado no tiene antecedentes, podrá zafar de la prisión y conseguir una suspensión de juicio a prueba, por lo que podría terminar realizando tareas comunitarias para enmendar su accionar. Es por eso que, después de su audiencia de este miércoles, Orozco podría quedar en libertad.