Este miércoles el Concejo Deliberante de la ciudad de San Francisco, aprobó por mayoría el pedido de licencia sin goce de sueldo del intendente Ignacio García Aresca, el mismo asumirá como diputado nacional por Córdoba el próximo 10 de diciembre. Según declaraciones públicas Aresca enfatizo que no renunciaría a su cargo y abrirá una oficina legislativa en la ciudad para no despegarse de la gestión.

Según lo informado por la voz de San justo, el concejal Ángelo Cornaglia (Córdoba Cambia) al justificar su voto negativo expreso: “Desde nuestro bloque no acompañamos este pedido de licencia porque creemos que hay una realidad y es que en San Francisco, el 75 por ciento de la población no compartió la candidatura del intendente para ser diputado nacional. La sociedad ya se expresó en las urnas. A García Aresca los eligieron en 2019 para ser intendente de la ciudad por cuatro años”.

Cecilia Roffé, cuestionó la “desprolijidad” en el trámite de presentación del proyecto de ordenanza que “llegó a nuestro bloque en la maña de hoy, totalmente a destiempo, no se nos informó que iba a ser debatido con anterioridad que requiere”, criticando también que no se especifique el plazo la licencia. “¿Es de tiempo permanente? ¿Es transitoria? ¿Por cuánto tiempo es?”.

En San Francisco, Ignacio García Aresca (PJ) juró el sábado para su segundo período. (Municipalidad de San Francisco)

Roffé, alegó que “deben respetarse las instituciones democráticas.  Acá hay una falta de respeto del intendente a la promesa, al juramento que hizo al asumir. Que no pida licencia, que renuncie, en vez de seguir poniendo gente a dedo. La democracia implica transparencia, responsabilidad, no se puede estar pasando de manos la Intendencia sin respetar la voluntad popular”.

El concejal radical Cristian Canalis tampoco acompaño el voto, argumentando su rechazo diciendo que “es una falta de ética” dejar la Intendencia, cuando “los vecinos de San Francisco lo eligieron para ese cargo. Es una falta de respeto no solo al Concejo Deliberante sino a todas loas las instituciones de la ciudad y a los vecinos. En democracia no se pude hacer lo que se quiere, sino lo que se debe”.

Andrés Romero, sorpresivamente dio el voto positivo, aclarando que: “Está en el marco de la reglamentación correspondiente, no significa un forzamiento de la ley. Aunque queremos marcar que frente a esto hay un escenario de incertidumbre, no hay claridad sobre quién asumirá para los tiempos que se vienen. Consideramos que es una subestimación innecesaria. Hay que dar un mensaje claro y contundente de institucionalidad diciendo quién será el intendente o intendenta interno que asuma”.

Desde el oficialismo, Fabiana Palacio comparó el caso de García Aresca con el de otro intendente, Marcos Carasso, de General Cabrera y presidente de la Unión Cívica Radical de la provincia de Córdoba, que hace pocos días dio a conocer que solicitará licencia en su cargo para asumir la banca que queda vacante en la Cámara de Diputados al pasar Luis Juez a Senadores, a partir de los resultados obtenidos por Juntos por el Cambio el domingo 14 de noviembre en Córdoba. “¿Qué entendemos con esto? ¿Para algunos sí y para otros no?”.

En definitiva la ciudad de San Francisco una vez más va a elegir el intendente a dedo, un intendente que nadie voto pero va a gozar del privilegio de ser la autoridad máxima, el malestar en la gente es real y se siente, sobre todo la incertidumbre que genera no saber quién se hace cargo. Claro está que contra viento y marea Hacemos por Córdoba quiere lograr un objetivo, pero a costa de una comunidad que por segunda vez extrae un intendente y eligen ellos mismos quien lo sucede.