Bernardo Alberione, encargado de la Fiscalía de Instrucción de San Francisco, ordeno a realizar ocho allanamientos de manera simultánea en domicilios de San Francisco y Frontera. Además, uno de los puntos de allanamiento fue en un sector de la cárcel de la ciudad, ya que se sospechaba que en ella se realizaban estafas virtuales.

Los allanamientos se desarrollaron durante la madrugada del viernes, aproximadamente desde las 4:20, estos fueron resultado de una investigación de la policía junto con la Fiscalía y personal del Servicio Penitenciario de San Francisco.

En la cárcel se allanaron tres celdas y se secuestraron tres teléfonos móvil y anotaciones de datos bancarios. Mientras tanto en uno de los domicilios se secuestraron 7 celulares, 2 tablets, 1 notebook, tarjetas de crédito y electrodomésticos de dudosa procedencia, que habrían sido adquiridos por medio de estafas telefónicas y/o virtuales. Algunos de los objetos aún permanecían en su empaque.

La investigación quedo a cargo de la Fiscalía y se espera en los próximos días definiciones más concretas del hecho.

La investigación continúa y se esperan todavía los resultados del resto de las medidas adoptadas por la Fiscalía.

Desde la fiscalía también aclararon que estas detenciones no están relacionadas a la mega estafa telefónica que sufrió una vecina de la ciudad hace un par de semanas.