La entidad lo adjudica a la crisis económica. También advierte sobre un crecimiento en el consumo de paco y otras drogas residuo de la cocaína. 


La Asociación Nazareth de San Francisco lanzó una dura advertencia respecto del consumo de drogas en la región.

En ese lugar se dedican desde hace mucho tiempo al tratamiento, contención y recuperación de adictos, por lo que fueron consultados respecto de la apertura de la Nueva Comunidad Terapeútica que tendrá la ciudad.

Según su crudo diagnóstico, el consumo de las “drogas baratas”, esas que se caracterizan por ser más nocivas y aún más adictivas que las tradicionales, es cada vez más preocupante.

Siempre de acuerdo con los datos que manejan desde esa entidad, alertaron que el paco y el crack, de la mano de la crisis económica, están ganando terreno entre los consumidores.

Además, advierten un “alarmante” incremento de uso de cannabis o marihuana, aunque en este caso, la primera razón que consignan a la hora de explicar este fenómeno no es económica, sino que su consumo en los últimos tiempos se fue tornando algo natural frente a la mirada de gran parte de la sociedad.

“La cocaína se consume aquí en todas sus variantes, desde la que se inhala hasta aquella que presenta todos los residuos como el crack o el paco. Esto se incrementó notablemente”, dijo Susana Aymar, directora de la Asociación Nazareth “Casa San Francisco de Asís” a La Voz de San Justo.

Las estadísticas marcan que la problemática de las adicciones en nuestra ciudad comienza entre los 12 y los 14 años, siendo el alcohol y la marihuana las sustancias con las que se inician quienes luego pasan por otras drogas consideradas mucho más peligrosas por su alto nivel de adicción.

De acuerdo a lo que se puede establecer en torno a los casos que atiende Nazareth, el tiempo de consumo promedio de un adicto que luego solicita ayuda para salir del flagelo de las drogas se estima entre los 10 y los 15 años.

“La cocaína se consume aquí en todas sus variantes, desde la que se inhala hasta aquella que presenta todos los residuos como el crack o el paco”, dijo Aymar a ese medio.




Comentarios